Inicio » Análisis » TEUs

TEUs

La revolución inacabada del contenedor

Muy pocos creyeron a Malcom McLean cuando en la segunda mitad de la década de los años 50 del siglo pasado se le ocurrió meter las mercancías transportadas en barco dentro de un contenedor. Ese momento supuso la transformación de la industria marítima, una revolución que aún hoy sigue inconclusa por los retos a los que se enfrenta el sector, destacando entre todos ellos el de la automatización.

Esto da una idea de la importancia de este tipo de tráfico para los puertos españoles, que año tras año incrementan su movimiento de contenedores. 2019 no fue una excepción, aunque sí puede vislumbrarse cierto agotamiento si lo relacionamos de forma directa con la desaceleración que sufrió la economía mundial -y consecuentemente el comercio marítimo- en el segundo semestre del pasado año.

El movimiento de contenedores en el sistema portuario español creció en 2019 un punto y medio, rozando los 17,5 millones y medio de TEUs, en parte gracias a que Valencia y Algeciras alcanzaron la cifra de los cinco millones de unidades. Un año más, Valencia es el primer puerto de toda España, con 5,44 millones de TEUs y un crecimiento del 4,96%. Bahía de Algeciras, por su parte, subió un 7,38%, acumulando 5,21 millones de TEUs, mientras que el Puerto de Barcelona cedió un 2,89% y movió 3,32 millones de TEUs.

Algeciras y Valencia son los dos puertos que más han sumado en 2019. El recinto andaluz ganó 352.227 TEUs, mientras que la dársena valenciana superó en 257.162 TEUs los registros de 2018. El Puerto de Málaga sumó 84.194 TEUs el pasado año.

Los nuevos servicios feeder puestos en marcha en algunos puertos españoles se ha reflejado en las cifras de los recintos que más crecen en porcentaje. Almería experimentó un incremento del 150,79%, mientras que Ferrol subió un 82,61% y Motril lo hizo un 78,43%.

La automatización que viene

Poco a poco, y con ciertos matices, la automatización de las terminales de contenedores es un proceso que todos y cada uno de los grandes operadores tiene encima de la mesa. Aunque requiere de una gran inversión, los beneficios que otorga a largo plazo hacen que la robotización esté cada vez más presente en los planes estratégicos de las empresas.

España no es ajena a este proceso. Tras los pasos dados por TTIA en Algeciras y BEST en Barcelona, le toca el turno a Valencia. El proyecto presentado por TiL (Grupo MSC) va un paso más allá y apuesta por una automatización prácticamente total de la terminal. Esto va a requerir repensar no sólo la organización del servicio de manipulación de contenedores, sino que se deberá apostar por una formación altamente especializada.

Lo que sí parece claro es que esa automatización jugará un papel esencial en la competitividad y eficiencia de los puertos en un futuro cercano.

A pesar de la ralentización de la economía, el tráfico de contenedores creció en los puertos españoles en 2019

error: Acción deshabilitada