Panel Cookies

cruceros

Cruceros: un año en el dique seco

FERNANDO VITORIA

El tráfico de cruceros ha sido, sin ninguna duda, el más afectado de todos por los efectos de la pandemia y las medidas adoptadas en todo el mundo para contenerla. Más allá de lo que se pudo contabilizar en los tres primeros meses del año, el ejercicio transcurrió en blanco acumulando prácticamente 16 meses de inactividad.

En el lado positivo de la balanza, si es que algo se puede destacar en este signo, es que la actividad ha regresado con más seguridad que nunca y con fuerzas renovadas para apoyar un rápido retorno a la normalidad. Las tablas comparativas de los puertos que más crecen han sido eliminadas porque la escasez de datos impide una comparativa racional. Se han mantenido, no obstante, las tablas correspondientes al tráfico total de pasajeros de cruceros y buques de cruceros, absolutamente condicionadas por los pocos meses de actividad del año 2020.