Panel Cookies

Ro-ro

RO-RO: sobre ruedas en plena pendiente

FERNANDO VITORIA

2020 no fue un buen año para el ro-ro, afectado como los demás tráficos por la situación provocada por la pandemia, el parón de la producción industrial y la ralentización económica general. Así, de los 65,7 millones de toneladas contabilizados en este tipo de tráfico en 2019, se pasó a los 56,6 del pasado año, una diferencia que supuso un descenso del 13,9%.

El puerto de Valencia consiguió en 2020 ascender a la primera plaza del ranking nacional, seguido por Baleares, Barcelona, Algeciras y Santa Cruz de Tenerife.

Los mayores incrementos del sistema portuario en número de toneladas fueron para Algeciras, Castellón, Huelva, Alicante y Almería, mientras que los crecimientos porcentuales más sensibles se registraron en Alicante, Castellón, Huelva, Algeciras y Almería.

Plataformas

Desagregando el análisis este tráfico atendiendo únicamente a remolques, semirremolques y plataformas, la conclusión coincide con la del tráfico ro-ro global. La caída media respecto al año anterior fue del 11,1%, muy en la línea del resto de tráficos.
Los principales puertos del país en este tipo de mercancía fueron Valencia, Algeciras, Barcelona, Las Palmas y Tenerife. Los mayores crecimientos en número de toneladas fueron los registrados por Santander, Bilbao, Huelva, Alicante y Ferrol, mientras que los incrementos porcentuales más relevantes fueron los de Alicante, Santander, Bilbao, Huelva y Algeciras.

El puerto de Valencia consiguió en 2020 ascender a la primera plaza del ranking nacional, seguido por Baleares, Barcelona, Algeciras y Santa Cruz de Tenerife